El Realismo Mágico y “Del amor y otros demonios”

Después de haber terminado de leer “El coronel no tiene quien les escriba” de Gabriel García Márquez, continuamos con su obra “Del amor y otros demonios”. Mientras que con la primer novela aprendimos sobre el bum latinoamericano, con la segunda nos adentramos en el género del realismo mágico. El viernes 23 de la semana anterior, realizamos una actividad explicando el género y relacionando cómo es utilizado en la novela. La profesora, Camila Aliberti, le entregó a cada uno una cita diferente sobre la cual comentar. Mi trabajo fue el siguiente:

El realismo mágico es un oxímoron que refiere a género literario en el cual se lidia con la omnipresencia armónica de la finitud de la realidad y la historia y la de el mundo infinito de los sueños. Ya que este tuvo orígen en el siglo XX simultáneamente al boom Latinoamericano, estos términos llegaron a confundirse. Sin embargo, no sólo se diferencian en el hecho de que el realismo mágico es un género y el bum no, sino que lo que intenta el realismo mágico es encontrarle una salida a la realidad opresiva y completamente limitada que las sociedades de Latinoamérica estaban padeciendo.

    Este también llegó a equivocarse con el género fantastico ya que ambos abordan la convivencia de la realidad y la magia. Igualmente, la distingción que existe entre estos 2 conceptos trasciende a partir de que en la fantasía reside la incredulidad y escándalo frente a aquello que es fuera de los natural. Por el otro lado, la realidad mágica, justamente como sugiere el nombre, acepta lo sobrenatural y extraño como parte de lo normal. 

    El realismo mágico se puede analizar desde 3 diferentes aristas: lo cultural, lo histórico y lo natural. Estas influyeron de maneras diversas sobre el género. Para empezar, se tiene en cuenta la particularidad de la cultura latinoamericana. Esta se conformó a partir de la fusión de las culturas de los indios que habitaban el territorio y de los colonizadores europeos que anclaron en la tierra nueva. Es así que se produjo una idiosincrasia en la cual las creencias indígenas chocaron contra la religión europea y consiguieron convivir pacíficamente. Por otro lado, este intenta trascender los hechos inexplicables de la historia de los países, que parecían irreales. Es así que el realismo mágico posee un componente utópico. A fin de evadir las dictaduras, la corrupción, la guerra, la marginalidad social, se concibe esta realidad trastornada repleta de posibilidades. Por último, acorde con los variados hechos extraordinarios el género narra acerca de la naturaleza con entonación hiperbólica. Esta afecta la vida de los personajes de una manera incontrolable.

    Adicionalmente, el realismo mágico rompe con algunas de las características de la narración tradicional que se utilizaba anteriormente. En lugar de ser narrado a través de una única voz, este se lee a a través de la mediación de varios narradores. Asimismo utiliza un tiempo cíclico en el cual coexisten el pasado, el presente y el futuro. Y fundamentalmente, desafía a la causalidad tradicional ya que aquello que antes era considerado esperable si torna anormal y lo anormal se vuelve cotidiano.

    Una de las novelas que presenta este género es “Del amor y otros demonios” de Gabriel García Márquez. Él trabaja con hechos que normalmente se verían como sobrenaturales como parte de la vida diaria. Esto se puede ver según la siguiente cita:

 

“Abrenuncio pensaba en el caballo.
«Es como si se me hubiera muerto la mitad del cuerpo, suspiró.
«Nada es tan fácil de resolver como la muerte de un caballo», dijo el marqués.
Abrenuncio se animó. «Éste era distinto», dijo.
«Si tuviera los medios, lo haría sepultar en tierra sagrada».
Miró al marqués a la espera de su reacción, y terminó:
«En octubre cumplió cien años».
«No hay caballo que viva tanto», dijo el marqués.
«Puedo probarlo», dijo el médico”

 

El marqués estaba volviendo a su hogar en su carruaje cuando se encontró con el muy reconocido médico Abrenuncio cuya movilización había sido imposibilitada ya que su caballo había muerto al explotar su corazón por un exceso de fuerza. El dueño lamentaba su muerte por la relevancia que presentaba aquel caballo por la especial cantidad de años que había cumplido. A pesar de que el marqués cuestiona aquella cifra, no se contempla como algo imposible después de que Abrenuncio dice que lo puede evidenciar.

    De la misma manera, se puede ver el realismo mágico mediante la siguiente extracto:

 “No practicaba la cirugía, que siempre consideró un arte inferior de dómines y barberos, y su especialidad terrorífica era predecir a los enfermos el día y la hora de la muerte. Sin embargo, tanto su buena fama como la mala se sustentaban en lo mismo: se decía, y nadie lo demintió nunca, que había resucitado a un muerto”

 

    Introduciendo un poco más a Abrenuncio y la razón por la cual es considerado un médico tan destacado, no solamente habla de que podía predecir el futuro de los pacientes, sino que además había devuelto la vida a una persona. Si bien ambos hechos se relatan de una forma en la que generaron asombro, estos son parte de sus vidas cotidianas y no sobrenaturales.

 

Por Anouk de Laferrere

Esta entrada fue publicada en 4AC2019, Actividades, Castellano, Lengua, Literatura, Term - Tests y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El Realismo Mágico y “Del amor y otros demonios”

  1. camilaaliberti dijo:

    Anouk: me gustó mucho tu trabajo, que encontré muy detallado. La idea era que definieran el género, no hacía falta que explicaran todos sus aspectos. De todas maneras, lo hiciste muy bien.
    Con respecto al análisis de la cita, valoro mucho la interpretación y el trabajo con otros fragmentos.
    Quizás hubiese preferido más trabajo con la cita dada y menos explicación de la teoría. Pero, de todas maneras, todo el trabajo es muy bueno.
    ¡Felicitaciones!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *