Mi Camino en la Literatura

En el día de hoy, la profesora de Lengua y Literatura nos pidió que, ya sea a través de un collage, un audio o un comic, expresemos como fue nuestra vivencia en la Literatura a lo largo de nuestra vida. Ya que habíamos estado analizando cual es la definición de Literatura, ¿Por qué no formar la nuestra propia?

Desde que tengo memoria, tanto mi mamá como mi papá, nos leían cuentos antes de irnos a dormir junto con mi hermano menor. Nos acomodabamos todos juntos, ya sea en mi cuarto como en el de mi hermano o en el de mis papás, y nosotros, al pie de la cama, escuchábamos con atención cómo un lobo desarmaba las casas de tres pobres cerditos con solo soplar, cómo una niña de melena dorada irrumpía en la casa de una familia de osos, cómo un grupo de miserables animales granjeros perseguían sus sueños o cómo una niña desobediente de capa colorada es engañada por otro lobo, entre muchas otras historias más.

Cerca de los 4 años, mis papás se propusieron enseñarme a leer (Así es que fui una de las primeras en aprender). Recuerdo perfectamente que me hicieron elegir con qué libro quería empezar. Indudablemente, el libro que elegí debía tener letra en imprenta minúscula en lugar de mayúscula, que eran las letras que yo sí sabía. De todas formas, comenzamos con ese libro: “Risco el chivito y su miedo a las alturas”; y todas las noches, sentados en mi cama, mamá o papá me enseñaban a leer el libro en partes, escribiendo arriba de cada una de las letras que no entendía, la versión mayúscula de la misma. 

Fue así que en poco tiempo estaba leyendo los carteles en los costados de la Panamericana y leyendo cuentos, individualmente, antes de ir a domir, con cada vez más fluidez.

Con el paso de los años mis gustos literarios fueron cambiando. Pasé por la etapa de los libros de La Bruja Winnie, Gaturro, de Judy Moody, la selección de Usborne, las aventuras de Tintín, cómics de superhéroes y por último en la de las sagas de ficción, de romance y de ambos géneros combinados. Si bien mi actividad literaria fue tomando descansos, especialmente a mediados del ciclo primario, nunca deje olvidado mi amor por los libros.

Tengo una cantidad impresionante de libros para leer y estoy muy ansiosa de empezar. De a poco voy a encararlos y investigar “el poder del pensamiento positivo”, la importancia de vivir en el “ahora”, descubrir el mundo en donde el papel de libro arde en llamas y las maravillas que se pueden encontrar en el fondo de un ropero. 

Esta entrada fue publicada en 5AC2020, Actividades, Castellano, Lengua, Literatura. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *